viernes, 31 de diciembre de 2010

LA TARTA EMPATÍA

En un pueblo llamado Villa Delicia todo el mundo se llevaba mal. ¡Se peleaban por tonterías¡ Quién entregaba el periódico, quién llegaba primero a los sitios, en fin, un desastre.



Un día un pastelero mágico llegó al pueblo. El pastelero Don Bombón abrió una pastelería fantástica en la Plaza de La Galleta que era la plaza principal del pueblo, una gran plaza redonda como una galleta en la que se encontraba el ayuntamiento, la iglesia y los principales comercios del pueblo.


Estaba muy contento con su pastelería, con el clima, con el paisaje, le gustaba todo lo del pueblo menos el comportamiento de sus habitantes.


Pensando, pensando…se le ocurrió una idea de rechupete. Uniendo sus dos pasiones que eran la repostería y la magia, creó una tarta encantada. Aquella maravillosa tarta tenía el don de hacer que las personas se pusieran en el lugar de las otras, viendo las cosas desde su punto de vista y sintiendo lo mismo que los demás.


A aquel increíble pastel lo llamó TARTA EMPATÍA.


Estaba todo listo, solo faltaba conseguir que todos los habitantes probaran su pastel mágico, pero no se le ocurría nada. Mientras estaba en su pastelería buscando una solución, oyó que en la plaza anunciaban que el ayuntamiento invitaba a todos los habitantes a una comida el día de la fiesta del pueblo. Don Bombón encontró la respuesta a su problema. Cruzó corriendo la Plaza de La Galleta hasta llegar al ayuntamiento, allí le ofreció al Alcalde Don Tiramisú regalar uno de sus pasteles como postre de la comida. Don Tiramisú aceptó encantado. ¡Su plan ya estaba en marcha¡.


Llegó el día de la fiesta. Allí estaban todos, Don Tiramisú y su mujer la Señora Tutti Fruti, el señor Don Tocinito de Cielo, cura del pueblo, el policía Don Rapadura, la dueña del restaurante Doña Bienmesabe, la maestra la Señorita La Mousse, Don Bizcochón, el cartero…no faltaba nadie.


Al llegar la hora del postre todos comieron su trozo de tarta sin dejar nada en el plato.


Don Bombón estaba contentísimo su plan había salido a pedir de boca.


De repente, la comida que hasta ese momento había sido un desastre se convirtió en una encantadora reunión. Ya no discutían ni se faltaban al respeto entre ellos, no se decían cosas desagradables sin importarles si se hacían daño los unos a los otros. Se hablaban moderadamente, respetaban las opiniones de los demás, y lo más importante de todo eran capaces de ponerse en el lugar del otro, de comprender lo que sentían y pensaban, por eso comprendían el daño que estaban causando.


A partir de ese momento todos supieron como hacer valer sus propios derechos sin dañar los de los demás. Y eso es lo que significa exactamente la palabra EMPATÍA.


Cuando Don Bombón comprobó que en Villa Delicia todo estaba a punto de caramelo, pensó que su magia buena y sus pasteles ya habían cumplido su labor.


Entonces decidió marcharse a otro lugar donde su magia dulce pudiera ayudar.



Colorín colorado
este dulce cuento
se ha acabado

AUTORA: ALMA  5ºA
APRTADOR DE IDEAS: ALBERTO

CORRECTORA DE ESTILO:…MAMÁ

jueves, 30 de diciembre de 2010

La tarta de chocolate

Un día, una niña quería enviar una tarta de chocolate a un extraterrestre, ¿y por qué no? Se preguntó la niña, mi padre es astronauta. L e puedo pedir que se la lleve.

Ya sí lo hizo, el padre le llevó la tarta. 2 días después el extraterrestre le hizo una parecida con una carta de agradecimiento.

Alejandra Fernández  5ºA

Bilbao 29 de diciembre de 2.010


Hola Moisés:

Soy Julen, estoy en Bilbao y he hecho esta tarta para ti, como sé que te gusta mucho el chocolate, te regalo 2 tabletas de chocolate.

Si hubieses venido a Bilbao conmigo te hubiese gustado el PIN e ir a la plaza a jugar a fútbol.

Lo que más me gustó del PIN fue: el grillo, los coches eléctricos y la pista de patinaje sobre hielo.

Después fui al monte y me lo pasé muy bien con mis primas y con mis abuelos jugando a una guerra de bolas de nieve

Un saludo:

Julen Alonso Santamarina  5ºA

La tarta

Estimado Señor del Universo:


Le envío la tarta que tanto le gusta, la he hecho yo.

Seguro que esta buenísima pero es para usted, ¡ah! y gracias por el dulce ¡Estaba buenísimo!



Un saludo, Cristian 5ºA

martes, 28 de diciembre de 2010

Raquel y el marciano

Había una vez una niña llamada Raquel, a la cual le cambió la vida un pequeño marciano que por casualidad cayó en su jardín por un fallo de su nave espacial , a ella le gustaba mucho hacer tartas y estaba en la cocina cuando de repente oyó un ruido y salió corriendo hacia el jardín y se encontró con un gran agujero, se acerco muy lentamente y vio que algo se movía, tras varios minutos observando asustada salió un pequeño animal, pero era un poco extraño tenía antenas, era de un color amarilloso, era como un perrito pero se mantenía en dos patas, la niña asustada y a la vez muy confundida se hechó a correr pero el marciano la detuvo y le dijo:




- ¡No te asustes! no soy malo. Iba de camino a mi planeta pero mi nave se averió y cayó en tu jardín. ¿Me puedes ayudar?

- Ella le contestó.- Vale, yo te ayudaré pero tú me tienes que ayudar a hacer una tarta de chocolate, y a comprar los ingredientes.

- Vale, hacemos ese trato: yo te ayudo y tú me ayudas.

- Vale…… ¿empezamos?

- Si….

- Bueno lo primero que hay que hacer es ir a comprar, ¿pero cómo me acompañas? La gente te verá y se asustará.

- No te preocupes soy un marciano y tengo poderes mágicos y me puedo adaptar a cada sitio en el que esté.

- Entonces a que esperamos ¡vámonos!



El marciano y la niña se hicieron amigos y para cumplir su pacto fueron a comprar los ingredientes para la tarta de chocolate:



Haber, necesito: 200 gr. de harina, 250 gr. de azúcar, 6 huevos, 250gr de mantequilla, 50 gr. de cacao en polvo, un sobre de levadura y un poco de canela.

Pero yo no sé lo que son ni la mitad de esos ingredientes.

No te preocupes que yo te ayudo.



Tras comprar todos los ingredientes de la tarta, se dirigieron hacia la casa, fueron a la cocina y se pusieron manos a la obra.



- Vamos a empezar a hacer la tarta. Lo primero que hay que hacer es mezclar el azúcar y la mantequilla y se hace como si fuera una crema.

- Vale ya está hecho, ¿qué es lo siguiente?

- Lo siguiente es batir los huevos y a continuación se junta la harina, el cacao, la levadura y la canela y se va añadiendo una cucharada de esta mezcla con la crema de azúcar y mantequilla y con una cucharada de huevos batidos hasta terminar cucharada a cucharada de mezclar todo bien.

- Ya esta hecho. Me esta gustando esto de cocinar, venga vamos a seguir.

- Vale, el último paso es que se pone todo en una fuente previamente untada con un poco de mantequilla para que no se pegue, se coloca en el horno a una altura media y a una temperatura de 160º y un tiempo de 25 minutos.



A los 25 minutos sonó el horno y el marciano contento de que sabía cocinar fue y la niña le dijo:



- No, no la saques, aun primero hay que pincharla en el centro con un cuchillo para saber si está hecha; mira como se hace.

- Si ya lo veo, déjame hacerlo a mí.

- OK, si el cuchillo sale limpio ya la puedes sacar pero con cuidado que quema.

- ¿Ya la podemos comer?

- No hay que dejarla que se enfríe.

- Vamos a arreglar tu nave.



Fueron al jardín a arreglar la nave, y la nave solo le faltaba un tornillo; la niña lo buscó en las herramientas de su padre y la arreglaron, el marciano muy agradecido se despidió de ella rumbo a su país pero justo cuando iba a despegar la niña fue corriendo a la cocina cogió la tarta, se la dio y le dijo:



- Esta tarta es para que la lleves a tu planeta y les digas que tú aprendiste a cocinar.

- Muchas gracias amiga, siempre te recordaré.


Paula Nayara Gutiérrez Pérez. 5º A

Tarta de chocolate

19-12-2010, EL SAUZAL


HOLA MARCIANO.

TE ENVIO ESTA TARTA DE CHOCOLATE PARA QUE TE LA COMAS CON TUS FAMILIA Y AMIGOS.Y QUE LA DISFRUTES EN LA NAVIDAD. ESTÁPARTIDA EN 8 PARTES ,ESPERO QUE TE GUSTE PORQUE LA HIZO UNA AMIGA MIA, LLAMADA BEATRIZ. TODOS LOS DÍAS ELLA Y SU HIJO, HACEN 4 TARTAS DE CHOCOLATE.

HOY SE LAS VAN A VENDER:

A LA FAMILIA MARTÍNEZ 6P, CAFETERÍA ALAMEDA 8P, FAMILIA OTER 7P, RESTAURANTE OLA 11P.

CADA PORCION CUESTA 1 € Y SI COMPRAN MÁS DE I TARTA TE DESCUENTA 2€ EN EL PRECIO TOTAL.

ELLA HA OBTENIDO 30€ EN TOTAL

¡ ASÍ ES LA TIERRA!

UN SALUDO.

GLORIA Mª CALIXTO BARRIOS 5º A


¡No sé quién me tocó!

En un planeta lejano, habitado por seres extraños y muy asquerosos, vivía una familia humana a la que habían encontrado flotando en el espacio cuando buscaban vida en planetas perdidos.


La familia estaba formada por los papás, una niña de diez años llamada Lara , un perro chiguagua , dos gatos , tres tortugas , cuatro gallinas , cinco conejos, seis periquitos , siete hámster, ocho gusanos de seda , diez cabras con sus baifos . ¡Imagina la cara de los lupu lupus! habitantes del Planeta Lupus cuando vieron aquellos seres extraños .

Al poco tiempo era una familia más del planeta. Lara acudía a un colegio flotante que se llamaba Hui Sepu . Era muy feliz, jugaba, estudiaba, se quedaba en casa de sus nuevos amigos... .

Un día en el colegio celebraban las fiestas Muru Mumu , fiestas del Planeta Lupu. Le enseñaron a Lara como jugar al amigo invisible más conocido por "no digas quien te tocó". A la niña le tocó una compañera que se llamaba Pilipin .

Después de tres días buscando un regalo, por fin lo encontró pero se olvidó a quien tenía que entregárselo. El último día de clase todos tenían que entregar los regalos. Lara esperó al reparto y cuando acabaron quedaba Pilipin sin nada, entonces Lara le entrego su regalo. Era una tarta gigantesca de chocolate con fresas, cerezas, moras , anacardos , almendras, albaricoques, coco y muchísima nata . Pilipin le dio las gracias y la clase completa empezó a reírse por el olvido de Lara. Ese día decidieron cambiar el nombre del juego: " No digas y no te olvides quien te tocó".

Tatiana Díaz Rivero 5º A

Una tarta de chocolate

¡Hola habitantes del Planeta Júpiter!

Aquí les mandamos una tarta de chocolate de nuestro Planeta, para que probéis los buenísimos pasteles que hacemos.

Esta tarta la ha hecho nuestra cocinera Beatriz, que tiene una confitería (pastelería) y nos dio una tarta para ustedes. Todos los días hace tartas de chocolate.

Si les gusta mucho y queréis más para venderlas en Júpiter, avísennos.

En la Tierra vendemos cada porción a 1€ (euro) y dividimos cada tarta en 8 trozos iguales y si compran más de una tarta Bea les descuenta 2€.

Ustedes la pueden vender más cara por el transporte.

Espero que les guste y recibir pronto noticias de ustedes.

Saludos de Dani desde el Planeta Tierra.



Daniel Guanche Gil 5ºA

La tarta de Chocolate

Un día, un niño llamado Pablo, pensó en mandarle una tarta de chocolate a un extraterrestre.


Se encontró con un amigo, y le preguntó si quería hacer con él una tarta de chocolate, para enviársela al extraterrestre. El amigo le contestó que no quería hacer la tarta. Pablo le dijo: adiós, me voy a hacerla.

Llegó a su casa y empezó a prepararla. Cuando hacía la tarta estaba comiéndose unas golosinas que le había comprado su madre, y pensó: ¿en otros planetas existirán las golosinas?

Cuando terminó, la cocina estaba toda sucia y Pablo pensó, será mejor que la limpie y la deje como estaba o mi madre se enfadará. Se puso manos a la obra y la dejó reluciente.

Al día siguiente le envió la tarta al extraterrestre y Pablo se quedó contento. A los cinco días el extraterrestre le envió una carta que ponía: la tarta que nos mandaste estaba muy buena, y te damos las gracias por enviarla.

Después de un par de años, cuando Pablo era mayor, se encontró con el extraterrestre al que le había enviado la tarta.

Empezaron a hablar un rato, y Pablo le preguntó: ¿vienes a mi casa a tomarte un café?. Contestó que sí, y los dos se fueron paseando a casa de Pablo.

Cuando terminó de tomarse el café, el extraterrestre se tenía que ir. Se despidieron, y Pablo le prometió que un día le mandaría otra tarta pero no de chocolate, y colorín colorado este cuento se ha acabado.



Javier Hernández Castro. 5ºA

sábado, 25 de diciembre de 2010

Planeta Tierra a 23 de diciembre


                                Querido amigo;

                                ¡Hola! Soy la amiga que conociste en verano, Joselyn. Te he enviado una comida muuuuuuuy buena

                                .....¡Una tarta de chocolate! a una cosa muy importante no es una bomba no hace falta que la examines

                               o la investigues , es para que la pruebes jejejejejeje.



             Posdata:

       Un abrazo muy fuerte de tu amiga :

                                Espero que vengas a visitarme pronto.

                                                                                                                                     JOSELYN 5ºA

JUEVES 18, LA TIERRA


QUERIDO AMIGO SPY:

TE ENVIO ESTA TARTA DE CHOCOLATE A MARTE PARA QUE CELEBRES LA NAVIDAD CON TU FAMILIA.

POR CIERTO, AHÍ ESTÁN TODOS BIEN. AQUÍ SI, PERO CON UN POCO DE VIENTO,YA CONOCES LAS ISLAS CANARIAS, LA NAVIDAD ESTE AÑO VA A SER MALA, LO MAS SEGURO ES QUE EL VIENTO SE LLEVE LOS REGALOS. AAAAAAAAAH! QUÉ TARDE ES ME TENGO QUE DESPEDIR, PASADLO BIEN.

UN CORDIAL SALUDO:

FILIP

                                                                                                             SARA GONZÁLEZ GARCÍA 5ºA

Una tarta espacial

Un día una niña que se llamaba Gloria quería mandarle una tarta de chocolate a alguien que viviera en el universo.

Entonces la niña hizo una tarta de chocolate con ayuda de su abuela ¡Les quedó maravillosa!

Después Gloria fue a su cuarto y le escribió una carta a ese ser del universo.

Escribió bien y con buena letra:

El Sauzal, 22 de diciembre de 2010

Hola soy una niña de el planeta Tierra y quería darte una tarta de chocolate que he hecho con mi abuela para que la disfrutes, también quería decirte como es la Navidad en la Tierra, es muy bonita aunque no nieva, todo el mundo está feliz sobre todo el 6 de enero que ya han venido los Reyes Magos (son los que nos dejan los regalos) y todas las familias van de casa en casa de familiares a buscar los regalos.

Todos los niños están felices todos los días de Navidad.

¡No importa que no nieve!

¡Aquí la Navidad es una maravilla! ¿Y en el universo?

¡Espero que te guste la tarta que hemos hecho yo y mi abuela!

                                                                                                                            Gloria Sánchez Daza  5ºA

Una tarta hacia Marte

Llegué, por fin llegué, la nave aterrizó en Marte. Bajé con el pastel en la mano y con la intención de encontrar al marciano de las cartas. De repente oí un sonido como cuando alguien dice silencio. Me giré bruscamente y lo vi, vi al marciano con las manos abiertas y extendidas. Le entregué la tarta y se abrió, con el ruido de las antenas, una puerta automáticamente. Observé un cartel que decía “pase”. Le hice caso, era una casa preciosa, muy espaciosa, llena de puertas. Abrió la del fondo, era la cocina había una marciana, el marciano le entregó la tarta y le dijo que la cortara. Encontró la carta que había escrito, la leyó en alto:

Querido marciano:

Te envío esta tarta porque quiero que conozcas algunas recetas de la Tierra y yo quiero conocer algunas de este planeta. Espero que vengas a mi planeta, con una receta de Marte y una carta. Deseo conocerte.

                                                                                                                              Ángela Díaz Bricio 5ºA

miércoles, 22 de diciembre de 2010

I Concurso de Relato Corto de Navidad - AMPA Samoga

La Navidad de todos


Faltaban pocos días para las vacaciones de Navidad y todos los niños y niñas junto con los profesores de Infantil habían trabajado mucho para conseguir dejar las aulas y el patio del colegio Samoga, precioso de adornos navideños. Incluso se habían servido del viejo pino que tenían en el jardín para engalanarlo con originales bolas, guirnaldas y otros adornos hechos por ellos mismos. El gran árbol lucía multicolor, hermoso y brillante. ¡Qué bonito nos ha quedado!- decían todos al verlo.

Llegaba el último fin de semana antes de las vacaciones, era viernes, el colegio cerró sus puertas y el viejo pino, ahora convertido en árbol de Navidad, quedó allí hasta el siguiente lunes. Pero… ¡Oh no!, el lunes cuando los maestros, alumnas, padres y madres llegaron al colegio vieron una terrible fatalidad. La tormenta del fin de semana había sido tan fuerte que el árbol estaba desnudo de adornos, habían volado las bolas, las guirnaldas estaban rotas y el resto de trabajos realizados en las clases eran ahora basura que estaba por todos los rincones del patio. La desolación y la tristeza, e incluso algunas lágrimas de rabia, cayeron por las caras de los niños, maestros y papás ¡qué sabían cuanto empeño y dedicación habían tenido para prepararlo todo! Sin embargo, comenzó a suceder algo muy lindo, los pequeños y pequeñas se fueron reuniendo con sus compañeros de clase y sin más, comenzaron a recoger los destrozos de la tormenta. La clase de Benito fue por bolsas de basura, los de Caloli recogieron por un lado y los de Soco por otro. Los de la clase de Begoña, Ángela y Blanca pidieron a sus padres ayuda para retirar lo que aún colgaba del árbol.

Juani, la directora y Celina aparecieron junto con comerciantes del pueblo que traían adornos y guirnaldas para pintar y decorar antes de colgar en el árbol, así que cada una de las clases ayudada por sus profes y mamás y papás, redecoraron nuevamente, y en un tiempo récord, los destrozos de la tormenta. Sara, Diego, Kirian y Gabriela coloreaban, Luis y Nicolás recortaban, Gara y Laura colgaban detalles en el árbol. Candela, Alex y Nora decoraban las bolas; Joan, Pedro, Alba y Audrey hacían guirnaldas. Malena y Judith se pusieron a cantar villancicos y todos se animaron mucho y cantaron con ellos. Yeron, Marco y Luca pusieron tierra nueva alrededor del pino ayudados por sus padres, y Soco junto con Andrei y David plantaron hermosas flores de pascua en las jardineras.

Hacia la hora del recreo ya estaba todo listo, el AMPA se sintió tan orgulloso de lo sucedido que invitó a un grupo de títeres para hacer un espectáculo sorpresa. Y cuando en el Ayuntamiento se enteraron del trabajo conjunto de niños, profesoras y padres para construir una nueva Navidad, quisieron también colaborar iluminando el pino navideño del SAMOGA. Esa noche todos los que formaban parte de la gran familia escolar acudieron a la escuela para iluminar el alma de la Navidad.

                          1º Premio    Familia Socas Hernández



El pastor de estrellas

Halil, el pequeño pastor de ocho años, abandonó el lugar donde había nacido, acompañado por su rebaño de ovejas, para trasladarse al pequeño pueblo de Belén.

No intuyó, ni por un segundo, en su pequeña cabecita los acontecimientos que en poco tiempo iba a vivir de manera tan especial. Halil aún estaba triste y lleno de amargura tras la pérdida de su padre, a consecuencia de una larga y letal enfermedad, que lo dejó huérfano, pobre y sin palabras para consolar a su madre y hermanos. El destino había querido, que a tan corta edad, se convirtiera en el cabeza de familia teniendo que asumir, de forma tan terrible, la responsabilidad de sacar adelante a los suyos. Halil era fuerte, fuerte de espíritu y fuerte físicamente por eso, sin dudarlo, a los pocos días de la partida de su padre, comunicó a su madre y hermanos pequeños que viajaría a Belén en busca de mejores condiciones de vida. Cuando lo consiguiera volvería a buscarlos e iniciarían todos juntos una nueva vida en otro lugar. Y así fue como Halil comenzó su viaje llevando en su recuerdo los besos de su madre y las miradas extrañadas de sus hermanos.

Poco a poco, en compañía de sus ovejas, y como único equipaje una vieja alforja de su padre con algo de comida, se fue alejando de su pueblo con la música monótona y aburrida del balar de su rebaño. Estaba convencido de que conseguiría llegar a Belén y una vez allí encontraría un lugar con verdes pastos y una casita donde poder reunir a su añorada familia.

Sabía que el viaje no le llevaría mucho tiempo, unos tres días y dos noches, caminando a buen paso, a lo sumo. La primera noche la dedicó a mirar las estrellas, una vez hubo situado a su rebaño en un lugar tranquilo y seguro. Allí, bajo un viejo olmo recordó la historia que le contara su padre y que hablaba de una gran estrella que cruzaría el cielo, teñido de oscuridad, señalando, con una portentosa luz, un lugar en el camino. Aquella historia siempre fascinó a Halil y siempre que preguntaba a su padre que cuándo ocurriría ese milagro se limitaba a señalar el cielo, apuntando con un dedo, y recordándole que eso sólo Dios podría saberlo.

A primera hora de la mañana, cuando el sol iniciaba su camino, Halil se despertó con los balidos desesperados de sus ovejas, abrió los ojos y frente a él dos grandes moles humanas resplandecían casi cegándolo. Uno de los soldados romanos le ordenó ponerse de pie. Halil se incorporó de un salto y se sintió muy pequeño frente a aquellos hombres que ahora lo interrogaban. El segundo soldado le preguntó hacia donde iba, mientras le daba un empujón y se reía. Halil contestó muerto de miedo que se dirigía a Belén y los hombres le exigieron el pago de un impuesto al César si quería continuar su marcha. Casi sin darse cuenta, uno de los soldados atrapó un pequeño cordero, lo echó sobre sus hombros y se fueron los dos haciendo sonar sus carcajadas.

Aún con miedo en el cuerpo continuó su viaje sin entender quiénes eran aquellos soldados y porqué le había ocurrido a él aquella injusticia. La segunda y última noche de su viaje, mientras comía un trozo de pan, acampado en un lugar más seguro, ocurrió un hecho extraordinario. El oscuro y solitario barranco donde Halil se encontraba se iluminó como la mañana. Las ovejas emitían sus balidos pero no estaban nerviosas, eran sonidos dulces y armoniosos como nunca oyó. Su mirada perdida en el cielo se concentraba en un inmenso punto blanco destellante que lo hipnotizaba y evitaba el normal parpadeo de sus ojos. Llegó de repente a su mente la imagen de su padre y fue entonces también que alzó su dedo al cielo y comprendió que por fin Dios daba respuesta a su pregunta. ¡El hijo de Dios había nacido! Una extraña fuerza le impulsaba a caminar hacia el lugar donde la estrella señalaba. Reunió a sus ovejas y comenzó su camino hacia la luz. Llevaba andando poco tiempo cuando notó que sus pies no tocaban el camino, flotaba al igual que su rebaño. Este hecho no lo confundió, incluso pensó que era normal y, cuando centró de nuevo su vista en la estrella, se encontró frente a un viejo pesebre en el que se perfilaban dos figuras humanas además de un buey y una mula. Esta mágica escena estaba rodeada de una atmósfera de tonalidades azules y doradas, era magnífico, era irreal, era un trozo de cielo en la tierra. Y allí, en aquella pequeña cuna improvisada, un regordete bebé, de mirada tierna y sonrisa con olor a todas las flores del mundo, le trasladaba a Halil una sensación de paz y de alegría. El pequeño pastor comenzó a sentir de pronto el irrefrenable deseo de mirar a sus espaldas y cuando lo hizo encontró los brillantes y centellantes ojitos de sus hermanos y la dulce mirada de su madre. Halil no salía de su asombro y como un resorte se abalanzó hacia su familia llenándola de abrazos y besos, mientras en las aguas de un pequeño arroyo próximo al establo, se reflejaba la imagen sonriente de su padre.

Halil creció en Belén y ya convertido en un hombre, en alguna ocasión, oyó hablar de otro pastor que como él, un día abandonó a su familia para iniciar el más fantástico de los viajes.

2º Premio      Familia Pérez Sosa



El año que casi nos quedamos sin regalos

Los reyes Melchor, Gaspar y Baltasar llevaban todo el año preparando el reparto del día 6 de enero por la noche. Eran ya las seis de la tarde, tenían ya los regalos de todos los niños preparados cuando se dieron cuenta de que algo horrible había pasado: sus camellos habían desaparecido. ¡Oh Dios!

¿Cómo iban a poder repartir los regalos sin camellos? Era imposible.

Una vez pasada la sorpresa, dieron la voz de alarma, y junto con sus pajes comenzaron la búsqueda por todos los rincones, pero no estaban en ningún sitio, parecía como si se los hubiera tragado la tierra. El reloj corría y corría y no los encontraban.

Pero había que buscar una solución, los niños no podían quedarse sin regalos, no querían ni imaginarse sus caras cuando se levantaran ilusionados por la mañana temprano y no encontraran nada. No podían permitirlo, tenían que encontrar una solución urgente, en caso contrario sería un caos, los niños perderían la ilusión y la Navidad dejaría de existir. Sólo había una solución posible, tenían que pedir ayuda a alguien con quien no hacían muy buenas migas: Papá Noel. No les hacía mucha gracia tener que pedirle ayuda pero era absolutamente necesario: los niños eran más importantes que las rencillas profesionales. Pero había otro problema, Papá Noel ya estaba de vacaciones en Hawái, había que esperar un milagro para poder localizarlo. Por suerte, Papá Noel, amante de las nuevas tecnologías estaba conectado al messenger; Baltasar, más que el resto, habló con él y consiguió convencerlo. Papá Noel y sus renos saldrían urgentemente a su encuentro. Ya tenían el problema resuelto.

Por primera y única vez en la historia de la humanidad Papá Noel y los Reyes Magos trabajaron codo a codo y todos los niños tuvieron sus regalos.

Poco después, con su magia, encontraron a sus camellos. Habían acabado por error paseando turistas en un parque nacional de Lanzarote, que creo recordar que se llamaba Timanfaya.

3º Premio    Familia Gutiérrez Pérez

martes, 15 de junio de 2010

LA VECINA MALA

Hace mucho tiempo, que una vecina no dejaba pasar por su casa a las vecina de la huerta.

La vecina no quería que no pasaran por allí, pero el camino era de muchas personas.

Cuando pasaban, por su casa les echaba agua sucia.

Los demás vecinos la denunciaron y el juez le preguntó: ¿por qué no deja pasar a los vecinos si el paso es de todos? A lo que ella contestó: no quiero que me ensucien la entrada.

El juez le puso una multa y que no se volviera a repetir



Cristofer Toledo Pérez

4º B

lunes, 24 de mayo de 2010

La nube avariciosa

Precioso cuento de Pedro Pablo Sacristan con muchos valores para trabajar en infantil, este cuento fue aportado por una mamá de infantil de 4 años A....y los peques la interpretaron de esta manera.

video

lunes, 26 de abril de 2010

EL NIÑO ENCOGIDO

Max era u niño de 10 años, piel normal, rubio, ojos marrones; su padre era científico, y tenia un experimento que era una pócima para encoger, Max tropezó con la pócima y lo que paso fue…


Encogido hasta el tamaño de un insecto dijo: Pero… ¡Qué ha pasado! Y ahora que haré

Pero antes de encogerse hasta el tamaño de un insecto, al caerse vio como eran los ingredientes y el modo de empleo: bellota de roble del Bosque Desolado, hojas aplastadas salvajes, agua, y aceite

Modo de empleo: Partir la bellota en dos, meterle dentro las hojas, cerrar, luego mezclar el agua y el aceite y bañar la bellota en el agua.

Max se fue lo más rápido que pudo al Bosque Desolado y de camino al bosque encontró una libélula y le dijo: ¡Hola señora! ¿Me puedes llevar al bosque? Es un asunto de mucha urgencia

La libélula dijo: Vale cuanto más rápido mejor.

Y Max montó en la libélula y 10 minutos después llegaron al Bosque Desolado, la libélula le dijo : Yo te ayudaré, y Max dijo: Vale gracias. Caminaron y caminaron hasta que vieron un oso durmiendo sobre las hojas salvajes. Se encontraron a una araña y Max le dijo: ¿Nos podrías ayudar? La araña respondió diciendo: Vale.

Extendiendo su tela hacia las hojas, sacó unas cuantas y el oso despertó, salieron corriendo y se encontraron el viejo roble. Cuando iban a coger las bellotas …

¡Una ardilla se lo negó! Rodeando a la ardilla cogieron la bellota a toda velocidad diciendo: ¡Lo siento no tenemos tiempo! Y salieron volando.10 minutos más tarde llegaron a su casa. Max cogió un frasco y el agua, el aceite y los demás ingredientes y lo mezcló y luego hizo el antídoto lo removió y al cabo de un minuto volvió a la normalidad. Mientras tanto su padre levantándose de la cama saludo a Max con un saludo cordial.

Moisés Hidalgo González

4ºB

domingo, 25 de abril de 2010

LOS MÚSICOS DE BREMEN

Desde educación infantil un trabajo que realizaron los niñ@s de cinco años (hoy alumnos de primero de primaria). Siempre es grato recordar sus primeros pinitos en el mundo de la lectoescritura.

sábado, 24 de abril de 2010

UNA BRUJA CON SUERTE

Había una vez una bruja llamada Sofía, ella era guapa, lista y buena. Pero no tenía amigas porque en el mundo de las brujas todos eran malas.


También había otra llamada Carla y era mala. Un día Sofía se puso a buscar a una amiga entre las brujas pero no encontraba ninguna. Entonces se fue a la Tierra y después de mucho buscar encontró una llamada Sara. Se hicieron amigas muy rápido y Carla se enteró y le hizo un hechizo para que cuando se hablaran no se entendieran y no pudieran ser más amigas.

Sofía le hizo razonar, al principio no estaba de acuerdo, pero después ella dijo que quería una amiga como ella.

Ana Teresa Mendoza Domínguez

4º B

EL HUERTO DE LAS ALGAS ROJAS

Erase una vez, un caballito de mar que era muy juguetón, mientras que la estrella de mar era trabajadora . Y además de eso tenía un huerto donde plantaba semillas de algas que tenían sabor a fresa.


La estrella de mar le decía a el caballito de mar: si sigues jugando y no colaborando con el huerto y con los demás, no podrás comer de nuestras algas con sabor a fresa ( Porque habían otras algas, por ejemplo las algas marrones con sabor a chocolate u otras grises que eran amargas )

Si tu plantas egoísmo lo vas atraer, y en este caso cuando tu necesites ayuda creo que no te va a ayudar nadie, por lo menos nosotros no.

Entonces el caballito de mar se lo pensó. Ella decidió desde ese momento iba a ayudar a todo el mundo submarino.

María Rodríguez González

4º B

VANY Y EL FANTASMA

Varny era un niño de 9 años. Vivía en un pueblo de muy pocos habitantes y el pueblo tenía muchas casas en ruinas.


Varny iba al colegio del pueblo de al lado .Su colegio se llama Las Kíkaras. Era un niño que tenía pocos amigos, en el recreo jugaba a encontrar fantasmas.

Un día cuando iba a su casa entró en una casa en ruinas, no tenía ningún miedo, de pronto oyó un ruido que venía de un cuarto oscuro, entró en la habitación y allí vio un cuerpo transparente que intentó asustarle, pero Varny que no tenía miedo se presento :

Hola me llamo Varny. No puedes ir asustando a la gente por ahí, eso no está bien.

Varny al ver que era tarde regresó a su casa. Se despidió del fantasma hasta el día siguiente. Varny iba todos los días a jugar con el fantasma y por fin Varny encontró un verdadero amigo.



Alexander Corona Ledesma

4º B

LA MARIQUITA

Había una vez una mariquita llamada Rosa que siempre tenía 7 puntos y un día el amigo lobo se dio cuenta de que a su amiga la mariquita le faltaba un punto. Pero no sabía cómo decirle a su amiga que le faltaba un punto en el caparazón y ¡pensó tengo que buscar la manera de decírselo!.Entonces cogió caminando y se encontró con su amigo el gato y le dijo. ¡Hola querido amigo gatito! Tengo un problema y es que tengo que decirle a nuestra amiga la mariquita Rosa ¡que ha perdido un punto de su caparazón! y no sé cómo decírselo para que no se ponga triste. El lobo y el gato siguieron su paseo pero se encontraron con su amigo pero los dos le dijeron lo mismo: que su amiga la mariquita había perdido un punto de su caparazón. Siguieron paseando los tres juntos y pensando en lo mismo. El señor don gato dijo ¡ya se! : cogeremos pintura negra y un pincel y le vamos de hacer un dibujo en su caparazón para que esté más guapa.


El señor don perro exclamó: ¡Si, vale, buena idea! Mientras que el señor lobo decía: ¿y si mientras se da cuenta que le falta el punto?

Siguieron su paseo por el bosque hasta que llegaron a un supermercado donde compraron la pintura y el pincel. Siguieron caminando hasta que fueron hasta donde estaba su amiga la mariquita Rosa. Cuando llegaron le dijeron: ¡Hola amiga mariquita! La mariquita les contestó: ¡hola amigas! ¿Cómo están? Los tres amigos, el señor perro, el señor don gato y el señor don lobo, dijeron: ¡estamos muy bien!

¡Hemos venido con este pincel y esta pintura!¿A ver si querías hacerte un dibujo en el caparazón ?

La querida mariquita Rosa le contestó: ¿y para qué quieren hacerme un dibujo? Y ellos le contestaron ¡es que es como si te pintaras los labios estarías más guapa y todo el mundo se fijaría en tu caparazón. Ella lo pensó y pensó, estaré más guapa y todos me preguntaran y me dirán que guapa estoy. La mariquita Rosa se giro para sus amigos y les dijo ¡Vale!¿cuándo queréis empezar? Y sus amigos les contestaron ¡ahora mismo! Mientras su querida amiga esperaba, el señor don gato fue a subirse.



Victoria Mª Díaz Padrón.

4ºB

EL DOMADOR DE MONSTRUOS

Erase una vez un domador que lo llamaban Robin, el mejor domador de monstruos.


Pasando los años el joven murió, y todos los guerreros valientes intentaron domar al monstruo más peligroso de la Vía Láctea. Un día un niño llamado Grek que acababa de empezar a estudiar para ser guerrero, se adentró a cazar al bosque.

Allí conoció a un viejo sabio que le dijo: "si domas al monstruo más peligroso de la Vía Láctea te convertirás en el domador más fuerte, increíble y afortunado de la Vía Láctea".

Grek ya quiso hacerse mayor.

Veinte años después Grek se puso en la cola para domar al monstruo más peligroso de La Vía Láctea. Todos lo intentaron, intentaron, intentaron y todos fracasaron, ya llevaban dos semanas intentando domar al monstruo. Ya le tocaba a Grek, que estaba un poco nervioso, Grek sacó su afilada espada y !Zas! le partió los cuatro dientes, el monstruo se desmayó , le dieron un diamante y se lo puso en el corazón. El monstruo ya estaba domado y a Grek le dieron una armadura de oro.

Manuel Armillas Hernández

4º B

LOS DEFENSORES DE LA NAVIDAD

Erase una vez una la ciudad de los duendes, en ella hay carros, juguetes...


La ciudad está en calma, todos están haciendo sus tareas. Pero mientras ellos trabajan el señor Mastro y su equipo anti navidades planifican como destruir la Navidad. Los duendes siguen tranquilos trabajando y de mas, pero ya casi el señor Mastro y su equipo han terminado su malvado plan. Pero los duendes no tienen ni idea.

Una noche el señor Mastro y su equipo atacaron la ciudad y quedó destrozada, pero entre todos y ayudándose la arreglaron en un plis y todos los niños del mundo pudieron tener sus regalos a tiempo.

Roy M. Moore

4º B

EL SUPERVIVIENTE

Un día Jonson, fue de viaje a Hawái en avión. El avión iba tranquilo pero de repente se paró un motor y estábamos muy alto y el avión chocó en una isla perdida.


Era grande y no sabía dónde estaba. Jonson intentó hacer un barco pero nunca lo consiguió, pero puso en la arena AYUDA y llegó la noche e hizo fuego para no coger frío, pero seguía cogiendo frío y se metió en una cueva que estaba en el bosque. Hizo de nuevo fuego, de repente pisó un agujero y se cayó, y metido había un oso , se acercó a él pero vio una rama muy fuerte y la tiró a la superficie y subió. Al subir se tiró en la tierra y se puso a dormir. Al día siguiente se despertó, se levantó y fue a la playa para desayunar.

Vio un helicóptero y le rescató

Alejandro Quintana Martí

4ºB

LA BRUJA QUE NO TENÍA ESCOBA

¡Hola! Soy Almora, yo tenia una escoba pero se me rompió cuando iba a casa de mi tía Pepa, y por el camino !Cataplaf! me choqué contra un árbol ,y por accidente se me rompió la escoba ,casi por la mitad , un poquito más arriba, y se lo he dicho a Pepa después la fue a reparar con la poción mágica reparadora. pero no salió nada bien . Al día siguiente todas mis amigas se rieron de mi , pero yo me enfrenté a ellas y les dije : ¿ por qué ustedes se meten conmigo si yo no les e hecho nada?, son todas unas bobas.


Al cabo de un rato llegue a casa de mi tía y me puse a jugar con mi prima Rogelia y mi tía dijo que se tenía que ir a hacer la comida y yo fui a hablar con mi tía y le dije : tía hoy mis amigas se rieron de mi porque se rompió la escoba, pero después fui a hablar con ellas y les plante cara y les dije cuatro cosas bien dichas y después de la bronca que le eché yo , también se la echó la profesora de brujas. Después llegué a casa y comimos papas arrugadas, frutas del bosque de Los Andes, con huevos fritos y arroz blanco , después nos cepillamos los dientes y nos fuimos a acostar a nuestra cama de algodón. Y ¡qué guay!, vino una amiga a casa a jugar y a hacer fiesta de pijamas y también se quedó a dormir en casa tres días. !Lo pasamos muy bien !.

Ainhoa Sancho Del Castillo,

4º B.

EL SUEÑO DE LEONCILLO

Había una vez un león llamado Leoncillo. Él es alto, tiene el pelo marrón y largo, con los ojos verdes. Su sueño era ver el mar. Pero todo el mundo le decía -No puedes ir al mar , imagina lo que te puede pasar si vas -Se lo decían porque era muy lejos, y ellos nunca lo habían intentado.


Pasaron muchos días y el seguía con la misma ilusión .

Un día lo intentó pero fracasó , porque quería ir otra vez a las montañas . Unos días más tarde regresó agotado, pero no se rindió. Empezó a informarse cual era el camino a la costa. Los más ancianos del lugar le dijeron que lo mejor era seguir el curso del río .Unos días después se puso en marcha, tras hacer algunos preparativos .Salió lleno de entusiasmo, en busca de aventura. Varios días después, de tanto caminar y mucho esfuerzo consiguió llegar al mar . Allí se quedó sorprendido de tan bonito que le pareció. Se sintió muy feliz y se satisfecho por haberlo conseguido. Luego empezó hacer windsurf un par de horas hasta que se fue a su casa. Sus padres cuando lo vieron se sintieron muy felices.

Esperanza María Lorenzo Suárez

4º B

LA PRINCESA CESA Y EL JARDÍN MÁGICO

Había una vez una princesa que se escapó del castillo, porque los padres la obligaban a casarse con un príncipe feo. La princesa Cesa se perdió en el bosque profundo, caminó y caminó, se encontró muy cansada. Se sentó en una piedra y al levantar la vista vio una casa con jardín. Se acercó a la casa y como no había nadie se quedó a dormir toda noche.


Al día siguiente se levantó temprano, salió al jardín y vio que estaba lleno de flores. Se quedó mirando fijamente extrañada, porque por la noche no había ni una flor. De repente apareció una hada y dijo: ¡ Qué haces en mi casa! y entonces Cesa le contó lo que había pasado. Entonces el hada cogió unas flores del jardín, las tiro al aire y al caer se convirtió en una carroza tirada por cuatro caballos.

Le dijo: sube a la carroza y ella te llevará a un palacio donde vive un príncipe guapo y bueno.

Celia Padrón Pérez

4º B

LA TORTUGA KARATECA

Era una tortuga llamada Traqui que siempre tiene pesadillas. Un día hizo realidad todas las pesadillas. Vino el murciélago, Traqui no pudo hacer nada y le lanzó agua y lo derribó y se fue el murciélago. Al día siguiente vino el león, le dio un zarpazo, pero menos mal que se protegió con el caparazón, y el león lanzó fuego y Traqui lanzó agua. Ganó Traqui.


Alguien gritó ¡socorro!

Habían robado un banco. La tortuga le lanzó un radar y estaban en un mercado. Los capturamos.

Y fue otra vez con su superhéroe y vino el ratón a matarlo. Traqui lucha y gana Traqui, y detrás vino Bala Pincho y Traqui evolucionó y lucharon hasta el final y ganó Traqui y tiene una semana de descanso y vio a otro malo pero más fuerte, era un murciélago y ganó Traqui al final.

Traqui tiene novia y se fueron a vivir a otro sitio.





Leonardo García Martín

LOS SEIS DRAGONCITOS

Erase una vez una mamá dragona que tenía seis hijos. Y un malvado dragón que quería matarlos.


Un día casi los mata ,pero su mamá dragona los defendió y murió la madre.

Los dragones hijos huyeron y se metieron en una cueva. Al día siguiente se encontraron con un humano

que había en la isla, les llevó a su casa porque estaban asustados. El humano le trajo comida.

Y los dragones se hicieron más grandes.

El dragón malvado los estaba buscando.

Un día el dragón vio a un dragoncito y estaba buscando a sus hermanos para matarlos.

El dragón fue a matar al humano pero salieron los dragoncitos a salvarlo, hubo muchas enfrentamientos pero los dragones eran seis y pudieron y se defendieron del dragón que mató a su mamá.

Y el dragón murió y los dragoncitos vivieron felices con el humano.

MISIÓN ESPACIAL

Erase una vez dos astronautas llamados Pablo y Sergio. Pablo era muy delgado, alto, moreno y de ojos marrones. En cambio Sergio era grueso, bajo, rubio y de ojos azules medios verdosos.


Pablo y Sergio querían hacer una misión al espacio, para ver si en otros planetas había vida. Prepararon su nave y salieron rumbo a Venus que está cerca de la Tierra. Después de un largo viaje, aterrizaron en Venus. Se bajaron de la nave, inspeccionaron el planeta y lo que vieron fue grandes llanuras, con pocas montañas por un lado del planeta, en la parte opuesta encontraron un terreno muy rocoso.

Después de estar tres días en Venus y no encontrar vida, se fueron hacia Marte.

Durante el viaje vieron lo azul que era la Tierra y lo brillante que era el sol. Pasados unos días viendo este paisaje, llegaron a Marte. Allí descubrieron que todo el terreno estaba lleno de cráteres. Cuando empezaron a reconocer el planeta Sergio y Pablo se cayeron en uno de ellos. Todo estaba muy oscuro. Sergio tenía mucho miedo y sin querer pisó una piedra. De repente se abrió una puerta secreta. Pablo y Sergio entraron en una especie de cueva. Oyeron voces y ruidos extraños, se acercaron y estuvieron espiando a unos extraterrestres. Pablo dijo:

-¡Por fin hemos encontrado vida en otro planeta!

Los extraterrestres tenían la cara violeta y el cuerpo amarillo. Las antenas eran azules con unas bolitas naranjas. Tenían cuatro dedos, no tenían pies, tampoco nariz ni orejas.

En ese momento vinieron dos extraterrestres y los capturaron, los metieron en un cráter y los dejaron encerrados.

Los habitantes de Marte, tenían una reina llamada Teresa. Ella era hermosa, amable con su pueblo y muy poderosa porque tenía un arma secreta, con la que dominaba: los sentimientos de lo demás y el clima de su planeta. Además tenía poderes mágicos.

El arma secreta de la reina Teresa estaba metida dentro de un pequeño colgante que siempre llevaba puesto.

Los habitantes de Júpiter tenía un líder que querían gobernar también el planeta Marte, y para eso raptaron a la reina y averiguar donde escondían su arma secreta .

Los habitantes de Marte se acercaron a hablar con sus prisioneros. Pablo y Sergio les dijeron que ellos procedían de la Tierra y que solo estaban buscando vida en otros planetas. Los extraterrestres le explicaron lo que había pasado con la reina, y les dijeron que ellos pensaban que eran los secuestradores.

Los extraterrestres sabían donde vivían los malos, pero no sabían como llegar hasta ellos. Pablo y Sergio se ofrecieron a llevarles en su nave , y los habitantes aceptaron la oferta .Pero como solo sabían diez personas , llevaron a los diez soldados mas fuertes y preparados del rey .

Después de unos días preparándose para combatir salieron en busca de Júpiter. Pasado una semana llegaron a Júpiter. Se bajaron de la nave y empezaron a buscar, pero no encontraron nada.

Sergio le preguntó a los extraterrestres:

- ¿Estáis seguros de que los secuestradores viven aquí?

- Sí, mira a lo lejos el ejército de Júpiter. Todos los de este planeta tienen cabeza triangular y un solo ojo.- dijo un marciano.

Se fueron acercando unos a otros, pero antes de empezar la lucha Pablo y Sergio gritaron:

- ¿No os dais cuenta de que si luchan ahora siempre estarán peleados?

La reina Teresa y el líder de Júpiter se pusieron en medio de los dos bandos y dijeron:

- Tenéis razón, creo que ya es hora de que hagamos las paces.

- Yo, reina Teresa compartiré mis poderes con Júpiter.

- Yo, líder de Júpiter compartiré nuestras naves con los habitantes de Marte para podernos comunicar.

Pablo y Sergio deben volver a la Tierra porque han terminado su misión. Para demostrar que han conocido a otras personas se llevarán unas imágenes grabadas.

Carlota Hernández Jaubert

4º B

LA FLOR MÁGICA DE CANARIAS

En un fantástico lugar de las Islas Canarias nace una flor mágica, de colores maravillosos. Ese lugar es una montaña que permanece dormida y así protege su secreto. El Tedie es el creador de esta flor, cada uno de sus colores tiene un poder especial, solo los niños son capaces de ver su poder ,uno de estos niños visitó el Tedie, se llama Mencey, que significa rey, quizás por eso, o por casualidad, Mencey fue de visita con sus compañeros de clase al Teide, la montaña que nos vigila siempre aunque este durmiendo. Mencey es bastante curioso y siempre se mete en líos por eso, así que ese día como siempre su curiosidad pudo más que la prudencia y se alejó de de sus compañeros por un pequeño sendero oculto tras un rocas, descubrió una cueva y decidió entrar, al fondo de la cueva brillaba algo, e acercó y la vio, era una flor preciosa de colores brillantes. ¡Es preciosa ! dijo Mencey y ella contesto: Garcias. ¡Puedes hablar, no puede ser, estoy soñando, claro es eso, en los sueños ocurren cosas como ésta ! No es un sueño, puedo hablar de verdad, pero solo con los niños, que se atreven a entrar en mi casa, claro como mi guardián duerme. ¿Tu guardián? Si el Teide es mi guardián. ¿Y cómo te vigila el Teide si siempre está dormido? Pues estando aquí en esta cueva que es mi casa oculta a la curiosidad del exterior, pero siempre hay alguien como tú .¿Cómo yo? Si un curioso, que además no tiene en cuenta que no debe separarse del grupo al que acompaña, es que no sabes que corres peligro, no conoces este lugar puedes caerte y ... No te preocupes soy cuidadoso siempre miro bien por donde voy ¿En tu casa hay hierba verde porque hay cosas verdes?. No, no es hierba es musgo del cual me alimento y me da poderes mágicos ¿Poderes? Si me ayudan para poder hablar contigo. Vale. ¿Me puedes explicar el significado de los colores?.Claro que sí pero debes prometerme que los cuidarás en el interior .Te lo prometo los cuidaré fuera de aquí.


El azul es el color de nuestro cielo y nuestro mar. El rojo el color de la pasión con los que los canarios quieren sus islas, el verde el color de hierba fresca de la primavera y el color de nuestros montes, los cuales deben cuidar para que el fuego no se los coma, el marrón el color de las hojas secas en otoño y de la tierra que me sostiene y por la cual tu caminas y el negro es el color más triste que tengo y significa el miedo que siente una persona cuando ve que se destruye las maravillosas Islas Canarias en las que vivimos tú y yo, esos son mis colores, si tú y los demás los suelen cuidar, yo siempre estaré aquí. Pero yo solo soy un niño. Eso no importa Mencey, empieza con pequeños gestos que seguro los demás te imitan. ¿Pero qué puedo hacer?. Que puedes hacer, pues no contaminar, reciclar hay muchas cosas. Ahora vete, deben de estar muy preocupados por ti. Si me voy por cierto ¿Cómo te llamas?. ¡Pero aún no lo sabes!. Pues no. Me llamo Mágica. Que nombre tan bonito tienes me algo de haberte conocido. Adiós espero volver a verte. Igualmente yo también espero verte algún otro día. Mencey sale de la cueva y vuelve con el grupo, lo más sorprendente es que nadie se había dado cuenta de que se había ido, claro, fue Mágica quien le había ayudado, y él la ayudaría , seguro que sí.

Años más tarde Mencey volvía para ver la flor, pero como había crecido no logró encontrar la cueva ni la flor, claro ya no era un niño, pero no importa porque se acordaba de todo perfectamente.

En la cueva, la flor sonríe porque aunque Mencey ya no podía entrar en la cueva la seguía recordando y trabaja cuidando a niños pequeños en una guardería y les enseñaba cosas como por ejemplo: a escribir, a leer, a sumar y a restar, y sobre todos a cuidar de ella vigilando siempre los colores mágicos de nuestras islas.

Yaiza González Carballo

4º B

LA EXTRAÑA PIEDRA MÁGICA

Juan se levantó una mañana como todos los días, saludó a sus padres, y empezó a desayunar, cada vez que cogía la taza le temblaban las manos, estaba nervioso tenía un examen, la madre le preguntó: ¿Qué te pasa hijo ? ,Juan contestó: estoy nervioso, como tú ya sabes tengo un examen ,la madre le dijo : ¡ hijo, tranquilo, estoy segura de que vas a aprobar ! .


Juan terminó de desayunar, cogió la mochila y se marchó, de camino al colegio, se encontró una pequeña y brillante piedra negra, cogió la piedra sin pensarlo dos veces, al llegar al colegio se la enseño a sus amigos. Llegó la hora de entrar en clase, entraron y se colocaron en sus pupitres. La profesora explicó el examen y los repartió, empezaron a hacerlo. Juan ese día terminó el primero ¡cuando siempre terminaba el último!, entregó el examen y se puso a leer, tocó el timbre y salieron al patio pues les tocaba educación física; siguió haciendo todas las actividades y terminando el primero. Al terminar el colegio se dio cuenta de que desde que tenía la piedra todo le iba a mejor. Cada día seguía siendo el mejor. Juan no podía dejar la piedra guardada, siempre la llevaba a todas partes.

Un día tenía otro examen y se le quedó la piedra en casa, estaba muy preocupado pensaba que iba a suspender. Al día siguiente la profesora les dijo las notas y Juan había aprobado, le sorprendió muchísimo.

Juan al salir del colegio se fue a la casa, busco su piedra y cuando la encontró, la colocó en su repisa de la su habitación como si fuera un gran tesoro. Cada día al salir del colegio cuando llegaba a su casa corría a su habitación para ver su piedra negra, que se transformaba en los colores del arco iris. Se sentía tan feliz por haber encontrado aquella piedra que una tarde invitó a sus mejores amigos para contarles el secreto de la piedra mágica.

Todos la querían tener, pues pensaban que con la piedra aprobarían los exámenes y tendrían más tiempo para jugar. Juan les dijo que el pensaba lo mismo, pero el día que se dejó la piedra en casa y había aprobado el examen se dio cuenta de de que él aprobó por estudiar, y todos se echaron a reír, pero a partir de ese momento se esforzó cada día más para conseguir aprender y aprobar. ¡ Y lo consiguieron !, la piedra mágica cada día se iba haciendo más bonita, misteriosa y brillante.





Raquel Goya Machín 4ºB

viernes, 23 de abril de 2010

EL PÁJARO QUE NO SABÍA VOLAR

Era un águila que puso dos huevos, pero nada más. Sobrevivió uno y cuando el huevo eclosionó salió un polluelo que tenía orejas grandes, ojos redondos y azules, su plumaje era marrón y sus alas blancas y azul.
Su madre quería enseñarlo a volar, pero cuando lo intentaba siempre se caía; al día siguiente lo volvía a intentar y se volvía a caer. Así lo hizo todos los días hasta que cayó tan fuerte que se partió una pata.
Marcos, que se llamaba el aguilucho, cogió miedo a volar y siempre que su madre le decía que fuera con ella a cazar insectos, no quería ir porque tenía miedo.
Un día conoció a otro polluelo: Kevin
Kevin tenía los ojos pequeños y marrones, su pico era puntiagudo y muy corto, su plumaje amarillo y sus alas marrones y azules.
Kevin ya sabía volar y a Marcos le daba mucha envidia.
Kevin le propuso a Marcos que practicara con él y Marcos le dijo que si pues ya se le había curado la pata. Marcos se fue a practicar con Kevin pero se volvió a caer.
Marcos practicó todos los días y siempre se caía, hasta que un día se empeñó y aprendió a volar.
                                                                Juan David Suárez
                                                                4º B

EL MISTERIO DEL FANTASMA ROBA-FRUTA.

Todo empezó en el pueblo de Villa Pereza ,donde vivía Dánae.
Dánae era una niña a la que le encantaba la fruta , pero desde hace unos días notaba que le faltaba fruta. Hasta que un buen día fue a coger una manzana cuando... ¡No había nada!, pero ¡nada de nada!, así que fue al cuarto de su hermano Alexander y dijo en tono enfadado:-¡¡¡Alexander!!!.¿Te has comido tú y solo tú mi  
fruta?.-Dánae tú sabes perfectamente que no me gusta la fruta , me parece asquerosa ¡ajjj¡.
Así que Dánae tomó una decisión: Llamaría a su amiga Atanea y juntas resolverían el misterio. -Acepto encantada-dijo Atenea. Si quieres esta noche me quedo en tu casa a dormir y te ayudo.
Cuando su amiga llegó a casa de Dánae, se pusieron manos ala obra. Empezaron por interrogar al resto de habitantes de la casa. -Pensamos que te las habías comido tú, sabemos que te encanta la fruta-dijeron sus padres. Luego pensaron que tal  vez las había cogido el gato para jugar, y buscaron por toda la casa sin resultado.
-Esta noche nos quedaremos  despiertas y atraparemos al ladrón-dijo Atenea emocionada.
Y así , llegó la noche se escondieron bajo las sábanas y esperaron mucho rato. Cuando estaban  a punto de dormirse, Atenéa oyó un ruido. -Pum, pum, pum
-Dánae, he escuchado un ruido abajo.-Pues echemos un vistazo-dijo Dánae. Bajaron lentamente las escaleras y cuando llegaron a la cocina, algo o alguien se comía la fruta de una en una. Entonces Dánae nerviosa gritó:!Ja, ja! !Te pille gamberro!. Pero en cuanto le vió la cara se le heló la sangre.-!!!Por todos los   demonios. un fantasma!!!.
En ese momento el fantasma se puso a llorar.-!Bua, bua! yo solo quería fruta !bua, bua!. La verdad es que el  fantasma tenía cara de bonachón: ojitos azules brillantes, boca pequeña y regordete.
Entonces Dánae comprendió que el fantasma era tierno y solo quería fruta, así que le dejó que se llevara toda la fruta que tenía en casa y le invitó a que volviera cuando quisiera, y así no tuvieron más problemas con el fantasma y además tuvieron un nuevo amigo

                                                                    Adriana Lugo Hernández
                                                                    4º B

LA NIÑA QUE QUERÍA VOLAR

Trata de una niña que se llamaba London y un día salió de la casa y vio un avión, y grito diciendo: ¡quiero volar!.
Una vez , la niña le dijo a su padre: papá quiero volar, y el padre le dijo: yo te ayudaré.
Un día el padre colocó mil ciento diez globos en el tejado. Construyó un volante y empezó a conducir.
Un día llegaron a un sitio, y se encontraron unas personas, llamadas: Cristina, Vanesa y Yastin. London dijo: ¡pero esto no es volar! y su padre dijo: espera un momento, vamos a preguntarles donde viven todos ellos.
La niña se iba al sur con la tía y el padre le dijo: ¿para qué querias ir volando si te vas con tu tía al sur?
London dijo: pero papá quiero ir a las dos cosas y el padre le dijo: no puedes ir a todos lados a la vez. Esto está hecho muy mal.
Tienes que decidirte, dijo el padre. London dijo: ¿puedo llamar a tía para decirle que no voy a ir?
Vale, dijo el padre. La niña llamando y el padre detrás saltando y bailando diciendo:¡se queda conmigo!
La niña terminó de hablar y decidieron quedarse volando con la casa y hacer un picnic, y por la noche se pusieron a leer un libro cada uno, la niña se leyó el de La bella durmiente, y el padre La chica de los sueños.
Se lo terminaron y se fueron a dormir.
                                                                                             Alejandra Carrasco Martín
                                                                                             4º B